TelecableTelecable

Xiaomi Smart Pet Fountain, filtrado intensivo con cuatro capas

Ni las partículas finas, ni el pelo, el cloro residual o los iones que causan problemas renales a tu mascota escapan al completo sistema de filtrado de Xiaomi Smart Pet Fountain. Hasta cuatro capas de filtros para conseguir agua sana y sabrosa.

Esta fuente inteligente con circuito circular ofrece agua corriente con oxígeno adaptada a la naturaleza de tu mascota. Además de cuidar su salud, es especialmente práctico el filtro de diseño dividido que, junto los circuitos de alimentación ocultos y separados del circuito de agua, evitan los molestos atascos de pelo.

Filtros cómodos y fáciles de desmontar para limpiarlos cómodamente, una de las máximas de esta fuente inteligente, junto con la escasez de ruido.

Silenciosa y amplia

Su sistema de silenciamiento en tres pasos posibilita un entorno silencioso, basándose en la altura y en la desviación de la fuente y en la bomba del compartimento superior que minimiza la resonancia.

Por otro lado, la amplitud de la superficie aporta comodidad a tu mascota cuando bebe. Y sus materiales aptos para el contacto con alimentos son garantía de calidad.

Porque diseño y simplicidad se dan la mano en Xiaomi Smart Pet Fountain. Su innovador aspecto le ha proporcionado el premio IF Design Award 2020 y soluciones como el apagado inteligente, cables resistentes a mordeduras o alfombrilla antideslizante te simplifican la vida al mismo tiempo que aportan seguridad.

Control remoto desde la app

A ello unes detalles como la posibilidad de monitorizar en tiempo real o configurar recordatorio de mantenimiento a través de la app Mi Home. Para que sepas cuando toca reponer agua o cambiar el filtro.

Añadir agua es tan sencillo como levantar la tapa, se apaga automáticamente, vuelves a colocar la tapa y retoma su funcionamiento.

Por cierto, esta tapa contiene una dosis de reserva de agua para imprevistos que se suma a los 2 litros de capacidad de almacenamiento de Xiaomi Smart Pet Fountain.

Sus indicadores visuales luminosos también te ayudarán a controlar las necesidades de la fuente. Si parpadea en rojo, es momento de reponer agua.